Que Diferencia Hay Entre Tóner y Tambor

toner y tambor

Una impresora LED o láser para que pueda realizar el trabajo de impresión, necesita de dos componentes esenciales, estos son el tóner y el tambor. La unidad de tambor y el tóner siempre van incluidos al comprar una impresora láser. La instalación es muy sencilla y queda fuera del alcance de este post, pero debemos tener en cuenta, que tendremos que quitar bien los adhesivos y cintas de protección que traen consigo.

¿Qué es el Tambor?

El tambor es la unidad que se encarga de generar la imagen. Una onda de luz (LED o láser) se encarga de realizar la imagen de forma eléctrica. Esta imagen atrae el polvo del tóner para después ponerlo en el papel.

Es aconsejable siempre tener un tambor de repuesto, porque siempre nos hace falta cuando menos lo esperamos. De todas formas, el equipo en cuestión nos debe de alertar con un mensaje de aviso cuando el tambor esté a punto de terminarse. También decir que el tambor sólo hará falta cambiarlo cuando el equipo nos lo pida, no antes.

La duración del tambor es superior a la del tóner. Generalmente cada 4 o 5 tóner habrá que realizar un cambio de tambor, pero esto va a depender mucho del modelo de impresora que tengamos.

¿Qué es el Tóner?

El tóner está compuesto por una serie de pigmentos que dotan de color a la imagen que se va a imprimir. También posee resinas, polímeros y otros compuestos que ayudan al proceso de fusión con el papel. Esto se produce gracias a que se carga eléctricamente para poder realizar el proceso de impresión.

Por tanto, resumiento, el tóner es el encargado de llevar el polvo que hace falta para que se pueda imprimir sobre el papel y el tambor se encarga de fijar el polvo de tóner en la superficie del papel. Por consiguiente, los dos componentes son imprescindibles para poder llevar a cabo la impresión de documentos.